DONACION

Páginas vistas en total

lunes, 16 de agosto de 2010

Ali Karimi despedido del Steel Azin FC por no seguir el Ramadán


Alí Karimi, un jugador iraní del Steel Azin FC, se ha saltado las normas internas de su club y no ha seguido las costumbres musulmanas que empezaron el pasado jueves en su país. Ayer, su equipo, en un comunicado, oficializó el despido por "no respetar las reglas de ayuno del sagrado mes del Ramadán durante los entrenamientos". El castigo coincide con unas críticas de Karimi a su presidente y ex oficial de la Guardia Revolucionaria Iraní, Mostafa Ajorlou, en las que mostraba su malestar por la forma de administrar el equipo.
El mediapunta, de 31 años y ex jugador del Bayern de Múnich, no se ha caracterizado en su carrera por seguir las normas y respetar el código interno del club. El que fuera mejor jugador asiático en 2004 llegó a decir que la Federación de su país no tenía ni idea de este deporte y, en 2008, ya fue expulsado de su selección. La polémica siempre ha acompañado a este jugador al que se le llegó a apodar el Maradona asiático, pero que nunca se acercó al nivel de la expectativa. Salvo su paso de dos temporadas por Alemania, siempre se ha movido por ligas secundarias, como Qatar e Irán, destinos impropios para sus facultades de adolescencia.
Durante el mes del Ramadán, los jugadores tienen que hacer el ayuno y sólo pueden comer y beber cuando se marcha el sol. Este año es todavía más exigente al coincidir con el mes de agosto. El calor y el desgaste físico de la pretemporada hacen que sea casi imposible poder cumplir con la obligación si se mantiene el ritmo de trabajo en el césped. Karimi no estaba dispuesto a pasar por ello. Ya en el pasado había sido acusado de saltárselo, pero la coincidencia con sus declaraciones ha desembocado en su adiós, oficialmente, por desobedecer las reglas internas. "Alí Karimi fue despedido por algunas violaciones, en especial el no respetar las reglas de ayuno", confirmó el Steel Azin en un comunicado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada